Noticias Anteriores

Voz y ciudadanía para las personas en situación de calle

Hace 50 años las personas en situación de calle ya eran una preocupación del Padre Hurtado. Tras conocerse los resultados del Catastro Nacional en Agosto, son ellos mismos quienes hacen sus propuestas de acción.

13 de septiembre de 2005

“Voz y ciudadanía a las personas en situación de calle” se llamaron las 57 asambleas realizadas en todo el país para reflexionar sobre las conclusiones del Catastro Nacional efectuado los días 28 y 29 de agosto.

Los participantes fueron más de 600 personas que viven en situación de calle, 100 de ellos menores de 18 años, y quienes respondieron a la invitación de priorizar las acciones más urgentes que debería implementar el Estado y los actores de la sociedad civil.

“Vivenda, trabajo y restablecer los vínculos afectivos” fueron las categorías más mencionadas.

Nicolás Rojas, sociólogo del Programa de Acogida del Hogar de Cristo, describe la experiencia como algo único, “fue súper emotivo ver como se involucraban con los temas y daban sus opiniones, muchos de ellos se emocionaban contando sus historias de vida, me permitió terminar con todos los prejuicios y sorprenderme por lo informados que estaban”, comenta.

Nicolás coordinó la asamblea que se llevó a cabo en un galpón de la vega central, y fue testigo de cómo 17 personas se tomaron en serio la invitación.

Motivados por un video que los invitaba a participar y comentar sus experiencias, contrastaron el estudio Radiografía de la Pobreza, estudio realizado por el Hogar de Cristo el año pasado, con su realidad y plantearon sus propuestas de acción.

“El problema se podría superar tomándonos más en cuenta y que conozcan de verdad esta realidad”, “porque nosotros somos importantes, somos personas”, “es importante estar acogidos y tener el cariño de la familia”, fueron algunas de las reflexiones compartidas.

Mónica Contreras, de la Unidad de Desarrollo y Estudios del Hogar de Cristo, da cuenta de la trascendencia de este ejercicio de participación. “Resulta conmovedor lo necesario que es para ellos ser oidos, de sentirse integrados y que se les reconozca su dignidad. Pidieron generar más instancias de este tipo”.

Las asambleas fueron organizadas por el Hogar de Cristo, la Corporación Nuestra Casa, la Comisión Canonización del Padre Hurtado y la Red Calle que agrupa a otras organizaciones sociales preocupadas por esta situación, las que han sido las motivadoras del Catastro y Seminario realizado sobre el tema.

“Me dijeron que ojalá pudieran lograr algo con lo que hablaron y que no les hayamos vendido la pomá”, cuenta Nicolás Rojas.

Persiguiendo ese anhelo es que el 4 de octubre se entregarán los resultados de todas las asambleas en el Congreso Nacional, donde más de 160 personas en situación de calle compartirán con los parlamentarios sus preocupaciones e ideas.

Las asambleas constituyen una experiencia innovadora y un primer paso a dar voz y espacio de reflexión a las personas en situación de calle, y así como lo expresaba uno de los participantes falta “que la gente se ponga la mano en el corazón y se de cuenta de que la gente que vive en la calle también son personas”.

VER GALERÍA DE FOTOS